domingo, 18 de febrero de 2018

Cena del día 18 de enero de 2018




Empezaré pidiendo perdón por la tardanza en publicar el acta. he tenido muchas cosas en la cabeza, y se me ido el santo al cielo.

En este momento voy en coche, camino de Madrid para comer con mis hijos, escuchando en la cadena Ser una entrevista con Leonardo Padura, escritor cubano, de novela policiaca con trasfondo social (o social con trasfondo policiaco ), que tenemos que poner en la lista de “próximas lecturas”. Si no lo cuento ahora, luego se me olvida.

Y tras este inciso, empiezo con el resumen de la cena del día 18 de enero, la primera cena del año 2018, que se publicará en este blog moribundo para que lo lean las que no pudieron asistir y para que a todas nos sirva como custodia de la memoria.

Nos reunimos en el restaurante Albalat, que ya se esta convirtiendo en un clásico de nuestras cenas, porque a muchas, a mí por ejemplo, nos queda a mano, porque se aparca bien, la comida es rica y el precio apañado. Era la cena de Navidad, que últimamente celebramos a mediados de enero , cuando ya estamos saturadas de comilonas. Pero nos sigue haciendo ilusión la pequeña fiesta con regalillo del “amigo invisible”, así que solo faltaron Pilar, que estaba de viaje, Rosalía, con fiebre y a la que también se le frustró un viaje, y Verónica, que acompaño ese día a su padre, ejemplo casi milagroso de fortaleza. El resto, casi todas desde Cáceres, Carmina desde Badajoz y Marga desde Madrid, nos sentamos alrededor de una mesa cuadrada y comenzamos a parlotear, como siempre, de todo y de nada. De pájaros y flores, decía mi madre. Entre otras cosas recordamos la “restauración” en 2012 del Ecce Homo de la localidad zaragozana de Borja, objeto de escarnio en las redes sociales y la prensa, y que ahora se ha convertido en una visita turística popular. He tenido la curiosidad de buscar la página web de Borja, para ver si habían incluido el cuadro, pero no han llegado a eso.

Cuando finalmente entramos en materia, quedo claro que libro (La uruguaya de Pedro Mairal) nos había gustado a la mayoría. Es una novela breve escrita en un lenguaje sencillo y complejo, que se lee de un tirón, y que cuenta, en primera persona (un monologo dirigida a su mujer) una historia que transcurre en un día. Es la historia de una infidelidad, y de un matrimonio, con dos mujeres protagonistas, Guerra y Catalina, contada con ironía, en español no se si montevideano o bonaerense, un lenguaje y una terminología que al principio nos chocó, pero que enseguida y fácilmente, seguimos con naturalidad de manera que apenas se aprecia, y para nada incomoda. En el libro se habla de muchas cosas, del terremoto que puede suponer la paternidad, de la repercusión que la llegada de un hijo tiene en las parejas, del afán por la aventura, del deseo prohibido. el libro tiene un ritmo muy cinematográfico. Seguro que pronto veremos la historia en el cine.

Aquí estoy de nuevo, una semana después, intentando acabar y publicar de una vez este acta (¿o esta acta?). El libro me llevó a consultar en el mapa ubicación de Buenos Aires y Montevideo, y nos resultó interesante como el menos de 150 páginas, ademas de contar una historia, es capaz de reflejar también la idiosincrasia de dos países tan cercanos y tan diferentes. En resumen, una novela redonda.

El escritor protagonista comparte muchos datos biográficos con el autor, hasta el punto de que Mairal, después de publicar el libro, tuvo que celebrar un “asado” familiar, para asegurar a su gente que no se había separado de su mujer.

La cena acabó con el sorteo de regalos, todos muy apañados, prácticos y bonitos. Y con una foto de grupo en la puerta del restaurante,

La próxima reunión será el 22 de marzo. Leeremos “ Lo que queda del día” de Kazuo Ishiguro, que también se ha llevado al cine. Hace unos días volví a ver la película y merece la pena

Saludos y besos a todas, a las que lean esto y a las que no.



lunes, 4 de diciembre de 2017


Cena del libro – 9 de Noviembre.


Hizo una noche de otoño muy agradable. Esta vez me tocó a mí organizar la cena. Siempre es un placer reunirnos y ponernos al día, de casi todo lo importante que acontece en nuestras vidas. Nuestras preocupaciones, responsabilidades, miedos y alegrías.
No estuvo el grupo completo, (siempre falta alguien por causa superior), pero os echamos de menos.
Esta vez comentamos un libro cuando menos diferente “ Manual para mujeres de la limpieza”.
Es una antología de relatos basados en la vida de la autora Lucia Berlin, una alcohólica inteligente y valiente que trabajó de todo para mantener a sus hijos. 43 relatos escritos con una naturalidad y una espontaneidad fascinante. Eso es lo que impacta del libro, la forma y el estilo en que está escrito.
Una experiencia humana sobrecogedora, con episodios del día a día narrados con humor y melancolía. Cuentos dolorosos y hermosos. Los personajes son gente maltratada por la vida y por sí mismos.
Las mujeres de estos relatos están desorientadas pero al mismo tiempo son fuertes, inteligentes y sobre todo reales. Ríen, aman, beben, lloran y sobreviven.
El libro es LIBERTAD y es INTENSIDAD .
Casi todas estuvimos de acuerdo con este comentario. Algunos relatos los recordábamos mejor que otros, eso dificultó un poco el debate. Hay relatos en el libro que alguna de nosotras no pudo terminar de leer, por la dureza en mostrar la miseria humana, el dolor y la degradación, pero en general gustó bastante.
Yo lo recomiendo con entusiasmo, cuando alguien me pregunta.

(La próxima cena la organizará Maite Fernández el libro que se leerá “ La Uruguaya” de Pedro Mairal. Fecha 18 de enero. Regalo de Navidad 10 euros).

FELIZ NAVIDAD A TODAS Y QUE DISFRUTÉIS CON LOS QUE OS QUIEREN.
🎄🎄

domingo, 16 de julio de 2017

Libro recomendado

Os recomiendo la lectura de la novela titulada Libro, del escritor portugués José Luis Peixoto

latormentaenunvaso.blogspot.com/2011/12/libro-jose-luis-peixoto.html

martes, 11 de julio de 2017


ACTA DE LA CENA DEL LIBRO DEL 22 DE JUNIO DE 2017


En esta ocasión, nos reunimos en el Restaurante AlBalat casi todas. Vino Isamari por primera vez tras su recuperación y faltaron Julia Campos y Mayte Macías a las que echamos mucho de menos; con especial cariño a Mayte por la situación familiar que está pasando (afortunadamente su marido ya está en casa y recuperándose).

Hablamos, como siempre, de muy diversos temas y también de cómo deberíamos elegir las próximas lecturas. Después de mucho debatir, acordamos que debe proponer la lectura la persona que organizará la siguiente cena, a ser posible el libro debe haber sido leído y recomendado por alguna persona que no tiene que ser obligatoriamente del grupo. Si no hay ninguna propuesta, el resto de las asistentes a la reunión puede proponer la lectura y esta se aceptará mediante votación.

El libro que hemos leído ha sido “Tres días y una vida” de Pierre Lamaitre. 

La opinión general ha sido favorable, aunque algunas comentaron que les costó seguir leyendo por la dureza del argumento, pero se fueron al final y lo retomaron.
Comentamos que el título del libro resume muy bien cómo tres instantes del pasado pueden determinar toda una vida. El escritor consigue un libro de fácil lectura por la utilización de frases cortas y muy concisas que “engancha” desde la primera página. El final es sorprendente por inesperado.
La novela combina una historia de suspense que te mantiene en tensión, con el retrato y una ligera crítica de la Francia rural, en la que tanto importan las apariencias y las costumbres.
El relato está dividido en tres momentos puntuales en tres años: 1991, 2011 y 2015. Cuenta los acontecimientos sucedidos en un día de cada uno de esos años que conforman la trama y que condicionarán el resto de la vida de Antoine Courtín, protagonista de la novela.

Durante la conversación, algunas que conocían otras obras de Pierre Lamaitre, comentaron que se caracteriza por escribir obras muy duras y de momentos trágicos, y que la novela que habíamos leído es la que más les había gustado, aunque no era la que se llevaba mejores críticas por los entendidos.
También comentamos que “Tres días y una vida” nos había recordado a una lectura anterior: “No tengo miedo” de  Niccolo Ammaniti.
Lo cierto es que es un libro muy interesante y del que podríamos haber estado comentando durante más tiempo, pero entre ponernos al día y aclarar cómo iba a ser la elección de los próximos libros se nos pasó gran parte de la cena.
La cena nos gustó mucho y la alargamos con una conversación distendida, muchas risas y algunas anécdotas.

Al final decidimos que la próxima cena será el 21 de Septiembre y la organizará Mayte Macías. La lectura propuesta ha sido “Las mujeres que compran flores” de Vanessa Monfort.

Os deseo que paséis todas unas buenas vacaciones y que seáis muy felices!!!




jueves, 1 de junio de 2017

Acta de la cena del día 27 de abril de 2017

Acta de la cena del día 27 de abril de 2017

Lo primero pedir disculpas por la tardanza, gracias Pilar por recordarlo.
Nos reunimos pocas pero muy bien avenidas, a las que faltaron, por varios motivos, un recuerdo muy grande.
Me alegró ver a todas, sobre todo a Emma, con mucha vitalidad, energía y guapísima, eso como siempre. Y agradecer a Rosalía, que aun estando mala, acudió a la cena.
Nos reunimos en alBalat, en el antiguo Rafa, el comedor solo para nosotras, la mesa redonda, el servicio muy bueno y la comida excelente, tomamos 3 tapas: ensalada de perdiz, taco de merluza y solomillo con queso del Casar y un surtido de postres.

Después de hablar de diversos temas pasamos al libro en cuestión, Tú no eres como  otras madres de Angelika Schrobsdorff (apellido impronunciable).  La autora  nació en 1927 y vive aún. Estuvo casada con Claude Lanzmann, autor de Shoah, la mítica película del Holocausto.
La novela se trata de unas gentes privilegiadas (la madre judía de la autora, su padre ario, los amantes de su madre, los amigos, casi siempre bajo el mismo techo) viven la locura feliz de los años veinte. Lo tienen todo (juventud, salud, dinero; un paraíso en el que no faltan chóferes, casas de campo y fiestas al servicio de una geometría amorosa que explora sin noción de pecado, para eso es un paraíso, en toda clase de triángulos y paralelepípedos mientras Alemana ha empezado a devorarse a sí misma en un incendio devastador y centrípeto), y sólo cuando empiezan a perderlo se dan cuenta de su propia responsabilidad en el desastre.
Gustó sobre todo la segunda parte de la novela. Se creó un debate sobre la libertad sexual ya que la protagonista, liberada de prejuicios, rechazó a un aburrido y anodino prometido judío, socio de su padre, y se casó en secreto con Fritz, un bohemio poeta alemán, con el que tuvo su primer hijo. Aquellos años vivió casi en la miseria pues sus padres le retiraron por ello todo apoyo aunque con el tiempo volvieran a acogerla. Sin embargo, Fritz le fue infiel y ella puso sus normas. Seguirían juntos, pero la relación se basaría a partir de entonces en la libertad sexual mutua. Fiestas y juergas, diversos amantes, viajes, una existencia disoluta y despreocupada... hasta la llegada de Hitler.

 En el libro, Premio de los Libreros de Madrid al mejor del año, Schrobsdorff muestra cómo su madre y muchos de los que la rodeaban ignoraron el acoso del nazismo, no quisieron ver el Holocausto que se avecina y continuaron viviendo en su burbuja. Incluso, tras la Noche de los cristales rotos, a uno de los personajes, la familia le califica de insensato e irresponsable por querer abandonar Alemania. Else y sus hijos se salvaron de milagro, no así otros miembros de la familia, que acabaron en campos como Terezin, pero porque burlar el régimen y esconderse en Bulgaria.
La próxima cena la organiza Carmina el día 22 de junio (gracias) y el libro es Tres días y una vida de Pierre Lemaitre. 
Os recuerdo que está la feria del libro en el parque del Retiro de Madrid.